Consciencia corporal y mental para el Jinete,

¿por qué?

 

Aumentar tu consciencia corporal y mental como jinete quiere decir que amplias tu manera de ver y vivir la equitación. Aprender a montar con consciencia corporal y mental se refiera a mirar primero cómo usas tú, como jinete, tu cuerpo cuánto afecta tu propia manera de usar tu cuerpo y tu mente al caballo.

Pasamos de no solo pensar en QUE queremos pedir al caballo, sino poner más atención en CÓMO se lo pedimos.

¿Por qué es importante trabajar con nosotros mismos en la equitación? Porque no siempre hacemos con nuestro cuerpo lo que pensamos. Puede que piensas que vas recto encima del caballo, pero realmente estás cargado más peso en un lado

Puede ser que te han enseñado a montar en una alineación de tu cuerpo no correcto. SI, es verdad existen muchas variedades erróneas de la línea vertical en la equitación actual. Te lo puedo demostrar por que estas maneras de ponerse encima del caballo crean bloqueos, en ti y en el caballo.

¿Unos ejemplos? Pelvis volcado hacía delante, hombros atrás, bajar el talón, no botes….

Todos los instructores hablan de la línea superior del caballo y de montar con el asiento, aún así se pone la mayor atención en decir qué los jinetes tienen que hacer con sus manos y sus piernas.

Montar desde el sentir es estar plenamente consciente de qué haces y qué hace el caballo. La responsabilidad de si funciona o no SIEMPRE es tuya.

Cuando empiezas a montar con más consciencia sobre ti mismo, y cómo usas realmente tu cuerpo al pedir algo al caballo, podrás usar unas ayudas más invisibles y eficaces mejorando la calidad de tu equitación. Tanto si montas en una disciplina deportiva ecuestre como si lo haces únicamente para disfrutar y que tu caballo también disfrute, mejorarás la comunicación con tu caballo a la par de vuestros movimientos, salud y rendimiento.

Aumentar la consciencia corporal y mental para mejorar equilibrio y asiento requiere tener voluntad. Voluntad para trabajar con tus propios hábitos posturales y dejar de poner sólo enfoque en qué tiene que hacer el caballo. Muchas veces no estamos ni conscientes de que pensamos una cosa y que con nuestro cuerpo estamos dando otra señal y realmente estamos confundiendo al caballo. Esto se debe a que durante toda nuestra vida, adquirimos hábitos posturales que compensan que estamos más débiles, o más tensos, en una parte o un lado de nuestro cuerpo afectando a nuestra equitación sin que estemos ni conscientes de ellos.

Para aumentar la consciencia del jinete empiezo con ejercicios sin caballo en los cuales el jinete puede trabajar con entender mejor sobre cómo funciona la Biomecánica humana en movimiento y como mejor adaptarlo a la Biomecánica esquina en movimiento. Este conocimiento el jinete se lleva a ellas clases de equitación y le ayuda a entender mejor cómo adaptarse a los movimientos naturales del caballo y asi poder montar en equilibrio, sin tensión y con mínimas ayudas.

Los ejercicios tanto sin caballo como en la equitación están basados sobre todo en la Equitación Centrada pero también en otros métodos de consciencia y también en la Equitación clásica.